LA ALEGRÍA DE LA MORDIDA EN UNA TESIS DOCTORAL

Posted on Sábado, julio 11th, 2015 at 10:27 am

Nota retomada del Blog de la Mordida: http://www.lamordida.com/web/alegria-mordida-tesis-doctoral/

La Mordida fue objeto de estudio en la tesis del doctor en sociología Maximino Matus Ruiz presentadDSC_0029a en la Universidad de Wageningen de Holanda, en 2012. Bajo el título ‘Paisajes alimentarios afectivos en una economía de pasión: repetición, oposición y adaptación en restaurantes mexicanos en Ámsterdam, Madrid y San Francisco‘, analiza la aparición y la diferenciación de los restaurantes mexicanos fuera de México.

En ella desgrana los comienzos de La Mordida en los años 90, cuando Joaquín Sabina frecuentaba El Café de la calle Belén, propiedad de Julio Sánchez y donde se reunían artistas de la movida madrileña y demás farándula de la época como Pedro Almodóvar, José Coronado, Miguel Bosé, Antonio Gasset, Javier Marías o Juan Echanove. A este lugar le dedica Sabina la canción El Café de Nicanor, en la que se nombra a Julio y donde Nicanor no es otro que nuestro querido Honorio Vaquero, director general de La Mordida.

“Le hemos echado de menos”
me dijo el bueno del barman que me sirvió,
vaso largo y con limón,
la misma copa de ron
que, el lunes va a hacer un año,
me dejé en el mostrador.
Después de pagar dos rondas
(tres, contando la del baño)
recuperé,
entre la condesa y Julio.
mi escaño de contertulio,
mi carné de fundador
de la mesa más redonda
de El Café de Nicanor.

El Café de Nicanor. Joaquín Sabina

El doctor Matus explica cómo las experiencias que disfrutaron Julio Sánchez y Joaquín Sabina en sus viajes por México y la huella que les dejaron, determinaron tanto la decoración como la elección de los platos cuando decidieron transformar El Café en La Mordida.

En su análisis sigue los principios de una economía basada en las pasiones y explora cómo los empresarios traducen lo mexicano en ‘paisajes alimenticios’. Cada restaurante, su atmósfera y los platos que se ofrecen, es una interpretación de México basada en las emociones que les produce, para llegar a sus clientes. Y el objetivo de los consumidores es experimentar la alegría. Si la sienten, volverán. Se seleccionan los símbolos mexicanos como los colores, sonidos o sabores que se cree que afectarán a los cuerpos de los consumidores de una manera alegre, razona el autor.

 

Todo ello ha dado lugar a la aparición de diferentes estilos estéticos y culinarios mexicanos. Uno de esos estilos es el Mex-Mex. Según el doctor Matus, La Mordida fue el primer restaurante Mex-Mex establecido en Madrid y cuna del término Mex-Mex que ahora es utilizado en otros países. Este concepto se refiere a comida auténticamente mexicana en un ambiente desenfadado y nace en contraposición al Tex-Mex que es comida mexicano-estadunidense originaria del estado de Texas.

Describe cómo la escenografía de La Mordida se caracteriza por una gran cantidad de iconos y colores brillantes que llenan todo. Las paredes, el techo y las mesas contienen pinturas creadas por artistas mexicanos y latinos, imágenes mexicanas que van desde los tiempos prehispánicos a la nación moderna. Elambiente de fiesta y la cercanía del personal con los clientes recrean un México donde todo es posible. Además de comida se vende alboroto, buen ambiente y felicidad. La gente acude a La Mordida a degustar sus platillos con una predisposición para divertirse, bromear y beber margaritas.

 

http://www.lamordida.com/web/alegria-mordida-tesis-doctoral/

Leave a Reply